Aduanas: Ante la disrupción de nuevas tecnologías

Ante el avance de las nuevas tecnologías de la información, la Organización Mundial de Aduanas, a través de su Comité Técnico Permanente, analizó la tecnología blockchain, la inteligencia artificial (IA), la internet de las cosas, la biometría y los drones, entre otras tecnologías más recientes, y acordó en la necesidad de elaborar estrategias que permitan prever su abordaje en el marco de la “Agenda del futuro”.

Desde su creación, la Organización Mundial de Aduanas ha procurado adelantarse a los eventuales impactos que pudieran producir los nuevos desarrollos industriales, comerciales o tecnológicos. En 2015 creó el “Grupo de trabajo digital sobre el futuro de las Aduanas” (Virtual Working Group on the Future of Customs), integrado por representantes de las administraciones aduaneras, de Universidades y del sector privado vinculado al comercio exterior, quienes vienen trabajando de manera mancomunada en el desarrollo de un documento denominado “El futuro de las aduanas”, cuyo desarrollo definitivo se prevé para 2019.

Las tecnologías disruptivas afectan la gestión del comercio exterior en general y de las aduanas en particular de la siguiente manera:

Blockchain:

La tecnología blockchain puede tener un fuerte impacto en los procesos aduaneros donde, por un lado, intervienen de manera sucesiva diversos actores (transportistas, agentes de transporte, despachantes de aduana, depositarios, importadores, etc.) que, por otro lado, requieren dar seguridad a sus transacciones (declaraciones juradas inalterables).

Piénsese, por ejemplo, en su utilización en la emisión de certificados de origen, licencias de importación, o en la gestión de las ventanillas únicas, o aduanas integradas. Su potencial de desarrollo es enorme en ese sentido.

Inteligencia artificial:

Los procedimientos normales de control y auditoría son una tarea costosa y laboriosa para los funcionarios que tienen bajo su responsabilidad verificar miles o incluso millones de operaciones. El uso de IA para la detección de fraudes se diseñó en Brasil en 2008. El sistema permite detectar varios tipos de fraude mediante la identificación de “puntos atípicos” ayudando a los funcionarios a identificar potenciales transacciones sospechosas.

En idéntico sentido, en la Aduana argentina se viene trabajando con data mining (minería de datos), que es el uso inteligente de la información para la detección temprana (preventiva) de operaciones sospechosas, disparando “alertas” a los funcionarios encargados del control. Corresponde resaltar que en la recientemente creada Dirección de Reingeniería de Procesos Aduaneros, en el ámbito de la Aduana, se ha previsto un área dedicada a nuevas tecnologías (disposición 101/18 AFIP).

Internet de las cosas:

Entre los principales desafíos de los productores de dispositivos IoT (Internet de las cosas), además de la conectividad y la posibilidad de intercambiar información, la gran preocupación es la seguridad de la información. En el contexto de las aduanas, la OMA considera la potencialidad de la IoT, por ejemplo, en la implementación de la “Gestión integrada de la cadena de suministro” y en la “Referencia de envío único”.

Biometría:

La biometría es la medición y el análisis estadístico de los datos físicos y características de comportamiento. Los aduaneros podrían preguntarse: ¿Por qué la biometría, que se centra en la identificación de personas (tarea básicamente migratoria), es relevante para la misión tradicional y primordial de Aduanas, que se centra principalmente en el movimiento de bienes físicos? Las respuestas son:

Puede ayudar a verificar la identidad de las personas que realizan envíos (de hecho, AFIP viene trabajando sobre datos biométricos para asignar claves de seguridad desde hace algunos años: resolución general 2810/2010.

Controlar el acceso a áreas restringidas (zonas primarias). Asegurar niveles de aprobación en la tramitación de procesos. Identificar los sujetos que han hecho uso de las franquicias en los regímenes especiales (equipaje, tránsito vecinal fronterizo, etc.). Reemplazar la vulnerabilidad de las claves de seguridad y equipos token, por lector de huellas dactilares o lector del iris (como los teléfonos celulares lo posibilitan actualmente), entre otros.

Drones:

Un dron es un vehículo aéreo no tripulado. Inicialmente con aplicaciones recreativas y militares, y actualmente, con fines comerciales. Los drones son analizados desde un doble punto de vista: como un nuevo medio de transporte (aeronave teledirigida), que así como traslada mercadería de forma lícita, puede trasladar drogas, mercadería prohibida, u otros artículos de contrabando; y también como un nuevo instrumento de control en las fronteras.

Desde el punto de vista del control en fronteras con drones, las aduanas de Estados Unidos, España, Ecuador, entre otras, ya vienen utilizando éste instrumento de control con excelentes resultados.

Conclusiones:

Hoy, en el ámbito del comercio exterior y aduanas, se puede afirmar que están en un cambio constante, dinámico, casi exponencial, donde las nuevas tecnologías, denominadas disruptivas, pueden cambiar la forma de comerciar y de vivir muy aceleradamente.

Al reducir los tiempos en la cadena logística, se reduce el tiempo de entrega de productos y materias primas, impulsando la confianza.

Las distancias se achican y los mercados comerciales se agrandan. Hoy resulta viable que un artesano coloque sus productos en el mundo de manera directa, y sin moverse de su hábitat.

Las nuevas tecnologías emergentes plantean un verdadero desafío para las Aduanas del mundo, afortunadamente, un grupo de expertos, ya se encuentra trabajando en ello.

Fuente: Tradenews

Author image

About Bitex

Bitex provee servicios financieros sobre la red Bitcoin. Realiza pagos y cobros globales usando Concierge, opera Bitcoin en nuestro exchange, haz compras OTC o acepta pagos en Bitcoin en tu negocio.
  • Earth!
comments powered by Disqus